domingo, 16 de mayo de 2010

arrancar con una nueva novela

Difícil, difícil esto de arrancar con una nueva novela. Ya sea porque no estoy en las mejores condiciones literarias, o bien porque no terminan de engancharme los protagonistas, el caso es que he conseguido tan sólo rellenar unos 6 folios y no termino de centrarme. Cuando me centro, soy capaz de pasarme 12 horas delante del ordenador y hacer que todo lo que hay a mi alrededor pase a ser secundario, pero tengo que decir que estoy más pendiente de otras cosas que en dar vida a mis personajes. Bueno, no me preocupa demasiado, pero ya digo que echo de menos la fluidez a la hora de escribir. Así que comentaré lo que más me ha llamado la atención esta semana.

Grecia: me parece admirable la postura de los paises europeos a la hora de socorrer a una economía a la baja. No sólo europeos, sino que me parece que hasta el FMI también acude cual caballería. Y yo me pregunto: ¿acaso el Congo, Somalia y cientos de paises más no están necesitados?. No sé, deberá haber una razón de peso para que estos impulsos caritativos se den con unos paises y con otros no. ¿Cual es la razón? Llego a la conclusión de que como siempre es una razón económica. Se supone que Grecia podrá arrastrar a otras economías y los otros no arrastrarán jamás en su vida a nadie. Ellos mismos se arrastran y por el fango. Otra razón no se la encuentro. Ya digo: o repartimos mejor el bacalao o seguiremos construyendo un mundo cada vez más injusto.

Hablando de desgracias, cada vez me llama más la atención que se incrementa el número de personas que se alegran más cada día con las desgracias ajenas. Me explicaré con un ejemplo: yo me alegro de cuando el Real Madrid gana. Lo que hagan los otros equipos me da igual (bueno, hoy es un día atípico, pues si gana el Barsa perdemos la liga). Pero normalmente, disfruto con el triunfo de mi equipo, con el espectáculo del deporte y no con las derrotas de los demás. Compruebo que no sólo en el deporte, sino en muchos campos más, existe un sentimiento de que se jodan los contrarios. Mal asunto.

Si es que es sencillísimo llevarse alegrías. El miércoles me hice colchonero y disfruté muchísimo con su triunfo en Europa. Enhorabuena a los del Manzanares.

Y la conversación de la semana fueron las medidas anticrisis. El 5% suena raro. Yo lo llamaría 60 euros más o menos que es lo que dejan de percibir los funcionarios. Y esa cantidad es muchísima. Todo parecía indicar que había que recortar gastos, pero ¿era esa la medida más adecuada? No sé, que se pongan de acuerdo, pero no se puede ir repartiendo 400 euros a todos los españolitos, cual premio de lotería y 2 años más tarde darles un sablazo. Eso se llama falta de previsión.

Pero bueno, lo mío no es la economía.Mis únicas incursiones en el difícil mundo de la economía consisten... en que me sigo dedicando a jugar a los chinos en las noches de copas. Tengo que decir que lo haga bastante mal, pues el viernes perdí. Exigente juego éste de los chinos, pues a veces hay que pensar más que en una partida de Bridge. Creo que mi táctica de salir con 3 monedas no es la más adecuada. A ver si cambio de actitud.

Y hoy me gustaría estar en una isla.
Nada de desierta ni cosas raras de esas, sino llena de amig@s, de princesas y de cervezolas. Realmente hoy no estoy muy profundo, en fin, que tengo "mono" de fiesta.
Buena semana
Santi

1 comentario:

  1. Bueno, tómatelo con calma, ya sabes como es la inspiración.
    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar

no te vayas sin dejar tu comentario