sábado, 21 de enero de 2017

21 novelas

Haberse quedado sin calefacción estos días es realmente chungo, helador, diría yo, pero ser escritor en este país, es igualmente duro también.

Bueno, hablando de días duros, también lo son o incluso más, en especial algunos de ellos, el día del marino en mares bravíos, el del ama de casa sin cuartos que gastar, o mismamente el del profesor con adolescentes salvajes asistiendo a sus clases y que no paran ni un momento de teclear sus móviles. Qué os voy a contar. En fín, que todos tenemos malos días y días malos tenemos todos, como dirían Hernández y Fernández de Tintín. Por otra parte, el día a día del refugiado lo es más, y mucho más todavía en estos crudos días de invierno. Hay que ayudarles...Pero me centraré en los escritores:

El escritor, una vez finalizada su obra, mira sus ventas al igual que el agricultor mira su cosecha, y no siempre, por no decir casi nunca, el resultado es agradable. Pues sí, excepto los cinco fórmulas uno de la literatura de este país, que venden a mansalva y me alegro por ellos, el resto nos tenemos que contentar con muy pocos frutos. Mayormente se vende poco. Ese es mi caso.

Así, en el último año 2016, me informa mi editor, que mis ventas de www.jmediciones.com  durante ese periodo de tiempo, ascendieron a 21 ejemplares, simplemente eso, en papel o electrónico. O lo que es lo mismo, de cada 2 millones de españoles, uno me compró 1 ejemplar. Me gustaría conocer a ese uno y abrazarlo efusivamente . Está claro: así no liquido la hipoteca, por cierto, hablando de todo un poco: viva la madre que lo parió al que movió lo de las claúsulas suelos. En fin, que pensándolo mejor y siguiendo con el tema de la literatura, la mía en concreto, mis ventas no son para echar cohetes, pero os cuento mi teoría:

No me meso los cabellos por vender 21 ejemplares, bueno, en realidad, casi nunca me los meso porque aparte de todo, no sé muy bien cómo demonios me los he de mesar, y creo que jamás he mesado algo en mi vida. El caso es que veo la botella medio llena, como casi siempre, y me encanta saber, que tras 5 años de la última presentación (la novela última "Malasaña 98.6" no ha llegado a vender ni un ejemplar en internet), sigo vendiendo a razón de 2 novelitas al mes. Todo un hito en mi carrera, pero que me lleva a anunciar a los 4 vientos, incluidos Sirocos,Leveches y el famoso "con viento fresco", que esto del escribir, no da mucha pasta que digamos, pero eso sí: es divertido.

Tanto me divierte, que no contento con mi novela de próxima edición "La Orquesta Mil Maravillas", con la editorial www.avantpressediciones.com  que espero presentarla a finales de febrero y que espero que guste, además ya estoy dándole caña a mi próximo trabajo: mi libro de recetas para cocineros noveles. Y me lo paso genial.

Esta semana he preparado unos cuantos platos, y han recibido aplausos varios. Que si aguacates rellenos de gambones, que si pisto, que si guiso irlandés de carne, más conocido como "Brendans Guiso". Disfruto, me alimento, y encima ahorro. No puedo pedir más. Tan sólo apuntar un detalle: Este librito de recetas tendrá carácter altruista, y no es mi intención ganar dinero con él, sino ser una ayuda para esos  cocineros inexpertos y sin embargo necesitados. A ver cómo lo hago para tampoco perder pasta.

Así, entre novelas y pucheros transcurren mis días en compañía de Ana y de unos cuantos amigos por el barrio y demás lugares. Eso sí, con un frío de pelotas por la calle, pero no puedo pedir más y tamaño estado me lleva a decir mi oración, la que siempre empleo cuando estoy satisfecho. Es muy sencilla, digo..."GRACIAS".

Sin mirar a nada, sin pensar en nadie, sin adoptar postura alguna. No sé si mi rezo es a un Dios conocido, y a cual de ellos. Tal vez se dirija a algún difunto querido, a una planta o a una montaña, pero me gusta rezar así. No sé, pero es como si me saliese de dentro y quisiera largar esa  palabra a alguien que no tengo muy claro si me acompaña. Pero puedo afirmarlo: me quedo la mar de tranquilo y francamente, creo que estoy alcanzando el "nirvana" a base de torreznos y gambones. No sé si esto se explica convenientemente en algún tratado de moral/espiritual, pero tendré que leer más sobre el tema. Tal vez estemos hablando de los tema ya clásicos: "amar a base de lacón con grelos" y "con gambas al ajillo hacia la santidad"

Pues eso, ya solo falta que me toquen las quinielas y lo bordo. Venga, anímate y echa unos eurillos a la página https://www.quinielista.es/dnp1x2/tinto_de_verano/  apuestas desde 1,5 euros. Por cierto, digamos NO de una vez por todas a los partidos del lunes en el boleto de las quinielas. Es un coñazo.



Pues abrigaros y hasta la próxima semana, y por favor, seguir comprando cupones de la ONCE que es cosa buena.
Besos y abrazotes
Santi

domingo, 15 de enero de 2017

Si volviera a nacer...

Como se nota que he comenzado el año con una actitud diferente, como se nota (esta palabraja de "actitud" olvidada desde siempre, ahora todo el mundo la emplea. Actitud por aquí, actitud por allá. Tal vez dure lo mismo que aquella palabrita de "sinergia" que apareció hace años, y todo quiski la empleaba y luego volvió a desaparecer bruscamente). Es más, declaro abiertamente que puedo vivir perfectamente sin sinergias.

Pues sí, un comienzo de año prometedor: voy incluso al gimnasio, experimento comidas en la cocina y saco adelante mis recetas, con intención de sacar un librito de cocina en junio, (la sopa de pescado la bordo), y además, con el propósito de no gastar de más, me quedo alguna noche viendo la tele en casa y sin dar vueltas por el barrio. Todo un hito en mi forma de vivir y no sólo mi novia, sino hasta yo mismo estoy sorprendido. Desde el mundial de naranjito no experimentaba tamañas sensaciones. Vale, todavía no he comenzado a estudiar inglés, ni pienso hacerlo, pues fueron muchos los intentos baldíos y ya escarmenté. Que me perdonen Paul Simon y sus amigos. Además, no se puede cambiar tanto en los principios de año.

Hablando de ese idioma, uno que lo habla, Obama, se ha despedido de sus paisanos y la verdad, creo que en su mandato hubo más luces que sombras. Barack creo que no lo hizo del todo mal. Bueno, con el nobel  de la paz, me parece que se pasaron un pelín, pues sigue imperando la pena de muerte allá en su país, sus tropas combaten por medio mundo y quizás dicho mundo no está mejor que cuando subió al poder. La verdad es que está bastante peor, pero tal vez el inquilino de "la casa blanca" no tenga toda la culpa de ello.

Y al irse, nos deja a Trump, a Super Trump para los amigos, que suena como aquella mítica banda de música, sólo que la música de este nuevo presidente no me gusta mucho que digamos. Es más, parece que va a desafinar un huevo. Ojalá me equivoque, sin embargo, seamos optimistas. A lo mejor...Trump trae la paz al mundo. Ufff... Qué de tonterías dice uno en las tardes de invierno...Pero hablemos de lo más próximo, de lo cercano. Tengo un pensamiento de primero de año bastante interesante, cercano a lo espiritual, y que me gustaría haceros partícipes. Os cuento:

Al igual que los casados, que se supone se identifican con un anillo en el dedo (en algunas culturas lo llevan en al nariz, pero por aquello de las dificultades al sonarse, aquí, por estas tierras, no cuajó la idea), es de recibo, que a los gordos, a los sufridos gordos que inundamos calles y bares, y que estamos haciendo la dieta de primero de año, se nos identifique por algún símbolo, como un lazito en la oreja, por ejemlo, o bien un garabato en la cara, o simplemente unos pelos verdes de mechón. Es preciso que se nos identifique. Lo digo porque no hay derecho: desde primero de año no paran de ponerme torreznos de tapa en los bares y yo...¿qué les digo?, pero...¿qué les puedo decir a los simpáticos camareros? que mi sobrepeso es bestial, que sufro lo indecible al atarme los zapatos y que el ponerme los calcetines es toda una tragedia para mí. No, tampoco voy a ir contando mi vida, pero, por favor: parar ya de ponerme torreznos. DIGAMOS NO de una vez por todas a las tapas de torreznos. No sé por qué algunos piensan que estoy obsesionado con la comida...

Y mi novela, la que sacaré en febrero, marcha a buen ritmo.
La seguimos corrigiendo y poco aporto a las correcciones que hace el editor, que casi siempre tiene razón. Y entre corrección y corrección, sigo haciendo quinielas. De los mejores inventos de la humanidad, salvando los que se dedicaron a paliar la enfermedad o la soledad. Venga, a ver si te animas y apuestas algo. Desde 1,5 euros lo puedes hacer en http://www.quinielista.es/dnp1x2/tinto_de_verano/   En cuestión de rentabilidad, estamos en el puesto 223 del ranking de peñas de entre las más de 800 que apuestan. Sí, de momento perdemos pasta, pero es que la vida es pura apuesta. Como decía mi padre, que era muy sabio: "Quien no apuesta, no consigue chica bonita" Podemos mejorar la rentabilidad quinielística y vamos a mejorarla, tenemos hasta junio. Yes we can.

Bueno, que ya está bien de escribir por hoy. Retomo el título de hoy "Si volviera a nacer...". Pues si volviera a nacer me hubiera gustado ser descaradamente banquero español, que si ganan pasta pues estupendo y se forran, y si la pierden llega el estado (o sea nosotros) y les damos 41.786 millones de euros (has leído bien la cifra. Sí, es una barbaridad). Pero si desgraciadamente no hubiera podido ser banquero en este país, me hubiera dedicado a una cosa todavía mejor y que no hay que saber de finanzas: construir autopistas inútiles por el territorio español.

Un negocio redondo y sin peligros. Si circulan cochecitos ganas pasta y si no, otra vez el estado (qué curioso, volvemos a ser nosotros) te volvemos a dar mucha pasta. Esto sí que es rentabilidad y no las quinielas esas que hago. Sin dudarlo voy a comprar miles de acciones de la próxima autopista inútil que se pretenda construir por estas latitudes. Por cierto, puestos a hablar de autopistas, pero ya de las estatales, a ver si continúan con la M501 y construyen una autopista hasta San Martín de Valdeiglesias. Quedan unos 15 kms. Beneficiaría a muchos.

Pues eso, y la próxima entrada semanal volveré a hablar de algo que nos hace falta: la construcción de cientos de residencias de ancianos. Eso sí que hace falta a España. A título estatal, no estoy hablando de negocio. No tiene nombre los precios de las actuales residencias de ancianos, son inaccesibles. Y seremos millones de viejecitos pronto y todos saldremos ganando si abaratamos precios.

Y por favor, no dejéis de comprar cupones de la ONCE que es cosa buena.
Besos y abrazotes y hasta la semana que viene
Santi
www.jmediciones.com
www.avantpressediciones.com







domingo, 8 de enero de 2017

Qué bueno es crear.

Cierto amigo, y de los buenos, me contó que llegó un día en que se planteó para qué demonios estaba en este mundo. Una pregunta que todos algún día, tarde o temprano, nos debemos de hacer, porque  eso del nacer para morir, no tiene mucho sentido que digamos. Después de dar vueltas y vueltas, llegó a la conclusión de que aquí estaba para cumplimentar verbos en la primera persona, y naturalmente no todos. En concreto, los siguientes, a saber:

Amar, crear, disfrutar y ayudar.

Lo corroboro, y me afilio a ese partido. Buenas enseñanzas las de mi amigo y que las hago mías.

El caso es que ahora yo estoy en la fase de "crear". Vale, vale, tampoco me escabullo de la de "disfrutar". Y ya que en mi vida, afortunada o desafortunadamente, no he creado hijos o grandes empresas, me dedico por entero en este año 2017  a mi pequeña empresa literaria, que comienza a la creación de mi quinta novela . Y marcha bien la cosa.

Mi novela "La Orquesta mil maravillas" está siendo corregida por el editor y el que suscribe y lo estamos haciendo entre risas y paridas. Así salen bien las novelas. Aprendo nuevas palabras o frases, y corrijo alguna existente. Y como fallo más común a mi escritura, el de siempre: abuso de las "Y"s  que las pongo por todas partes, y hablo al revés, es decir, en vez de poner "salgo a la mar" pongo " a la mar salgo" y eso puede ser válido en una ocasión, pero no en varias como es mi caso. Ya os digo: estamos corrigiendo y aprendiendo, revisando y riendo, que de eso se trata. En fin, que ando contento con la corrección y que espero que para dentro de un mes hayamos terminado con el proceso.

Si a eso le añadimos, que con las quinielas no voy tan mal del todo, pues comprenderéis que haya comenzado bien el año. Sí, mi peña de quinielas
http://www.quinielista.es/dnp1x2/tinto_de_verano/


hace 2 años ocupaba el puesto seiscientos y pico en el ranking de rentabilidad de unas 800 peñas. Hace un año, ocupaba el puesto cuatrocientos y pico en dicho ranking, y este año, ya estamos en un honroso puesto 226. Hay pérdidas, sí, todavía si, pero estamos en el buen camino. Si quieres apostar...

El que no está en el buen camino, en cuanto al Camino de Santiago se refiere, soy yo. La verdad es que lo he abandonado un poco en lo referente a andar por sus senderos y tertulias con peregrinos de Madrid. Bueno, algún día quizás lo retomaré, pero han sido unos 20 años de buenos momentos, y alguno malo, que lo hubo también, y me quedo con las estupendas personas que he conocido. Merecieron la pena y gracias por todo lo que hemos hablado, andado y convivido. Buen camino peregrinos.

Pues eso: que me ha tocado muy poco en la lotería del niño, y que pese a eso, soy optimista de cara al 2017. Alguien me comentó que el año 2016 ha sido de los peorcitos que hemos tenido a todos los niveles. No le quito la razón. Si bien es cierto que a título personal, no me fue mal. Pues eso, que ojalá mejore el panorama con este 2017. Seamos optimistas,porque aquí, en España y en el mundo, hay muy buena gente.  Pese a los de siempre.

Pues eso: vamos a amar, crear, disfrutar y ayudar .

Vale, falta también el clásico "Y bailar con tu pareja favorita una canción agarrada y lenta después de devorar unos torreznos" (por todos es conocido el alto valor afrodisiaco del torrezno) Bien, las normas siempre cojean de algo. Se lo diré a mi amigo.

Y por favor, seguir comprando cupones de la ONCE, que es cosa buena.
Besos y abrazotes
www.jmediciones.com
www.avantpressediciones.com



jueves, 29 de diciembre de 2016

frases...

Vaya, pasó la Nochebuena y la Navidad, (Feliz Navidad a todos), y se me olvidó escribir mi crónica dominical, de tan entretenido como estaba papeando viandas y más viandas, porque... ¡mira que se come en estas fechas!. Pobres cochinillos, pavos y langostinos. Me temo que en sus colectivos no son muy dados a fiestas de esta índole, y los animalillos que cito son mas bien ateos. Pues eso: vamos entonces a escribir algo y a despedir el año como se merece, que por mi parte fue bueno, pero claro, lamento decir, que como va siendo habitual en los últimos siglos, no fue año de vacas gordas para todo el mundo y en concreto para los de siempre, los necesitados, los que sufren y demás gente al borde o en la miseria. Mal repartido está el mundo, y cada vez peor. Menos mal que nos llega super Trump. Snif, qué miedo...

Pero bueno, espero que hayáis sobrevivido a la vorágine navideña, y ánimo: sólo nos queda la comilona/nochedegorritoscoloradosydecirqueunoselopasamuybien de fin de año. Todo un hito sobrevivir a tamañas empresas, pero bueno, a nadie le amarga un dulce, y nunca mejor dicho: vivan las trufas de chocolate, en concreto, las de la pastelería Mallorca, que están muy ricas. Sí, son caras, pero las rellenas de nata son exquisitas. No, no hice dieta estos días. Me pongo a ello.

Ya sea por la Navidad o por la proximidad de la fecha en que el año 2016 fenece, el caso es que me gusta repasar el año, y el resultado como he dicho es bueno. Gratificante diría yo. Con 55 años cumplidos, solo puedo dar "gracias a la vida". Por cierto, y ya lo dije alguna vez, la que cantó aquella famosa canción, terminó suicidándose. Terrible paradoja. La verdad, hay cosas que son difíciles de entender, como por ejemplo que Trump , super Trump, salió elegido presidente en el pais del Pato Donald. Qué de misterios sin resolver los de los seres humanos.  Pero hablemos de la vida, mejor que de suicidios:

En lo personal fue bien, incluso estupendo, diría yo, con momentos inolvidables como los viajes por Francia y la India con mi chica y otros por tierras españolas. Fueron todo risas y disfrutar. No puedo pedir más. Pregunto a veces a la gente de mi quinta si está más contenta ahora que con los 20 o 30 años de edad y obtengo todo tipo de respuestas, si bien la mayoría se queda con la temprana edad. Yo lo tengo claro: ahora, esta es mi edad ideal, sin ningún tipo de duda. Ahora me gusto. A los 30 era un pipiolo sin formar. Eso sí, más o menos era simpático y cantaba "popotitos" en las barbacoas con la guitarra. Eso sí: poco ligaba, pero hablemos del presente...

 En cuanto a lo literario, tampoco estuvo mal, y escribí una nueva novela, la quinta de mi cosecha, "La orquesta mil maravillas" que saldrá publicada por febrero o marzo. Me gustaría que su presentación fuese próxima a mi cumpleaños, el 22F, y así invito a cervezolas ese día a mis amigos.

Fue tan bien lo de escribir esta última novela, que no descarto intentar alguna otra aventura literaria más. Siempre dije, tras escribir cualquiera de mis anteriores novelas www.jmediciones.com  que sería la última, que se acabaron las ideas, pues ahora no lo repito, he cambiado de opinión. Me gusta darle a la tecla, me lo paso bien y hago reír con mis historias, e incluso se gana dinero para un finde de turismo rural y unos torreznos. Pues entonces, haría bien en poner más interés y en sacar adelante otras historias, pero eso sí: ahora estoy por la labor de sacar adelante mi última novela. Pronto firmaré el contrato. A ver si hacemos una buena corrección y unas portadas estupendas y comerciales. Dicen que la portada es la tarjeta de visita de la novela. A ver si acertamos. En mi primera novela, la que hice con una editorial de autoedición de cuyo nombre no quiero acordarme, la cagué. No así con las que hice con www.jmediciones.com  que fueron estupendas. Magnífica editorial.

Pero eso sí, hablando de todo un poco: sigo gordo y no adelgazo. Bajo 2 kilos y subo 3, subo 2 y bajo 3. Eso es mi balance anual. Ahora me encuentro con 96 kilos, y si no bajo de 90 en breve, es que soy gilipollas. No hay nada como hablar claro. Además, y hablando de comidas, tengo que volver a guisar, tengo un libro de cocina, de recetas caseras, pendiente de finalizar, con el que llevo unos 15 años. Será mi próxima publicación y para entonces espero haber bajado de los 90 kilos. Mi tensión, mi azúcar y mi fatiga lo agradecerán. Obsérvese que buenos y sinceros son mis "propósitos de la enmienda". Sí, y el "dolor de los pecados" es también terrible. Angustioso diría yo.

¿Y qué le pido al 2017?,
Lo de siempre: SANDIFAPAPA.

Salud/Ana/Novela/Dinero/Familia/Peña/Amigos/Piedralaves/Ayudar

(Lo de la peña es que juego a las quinielas y deseo lo mejor para la  peña), el resto creo que se entiende. Venga, te animo a que hagas tu regla mnemotécnica para el 2017. Es sencillo. Ayuda en los momentos de duda, o incluso en la toma de decisiones, cuando nos quedamos bloqueados o alterados por pequeños asuntos que nos vuelven locos, y perdemos el norte. Mi norte es SANDIFAPAPA. Lo demás, digamos que me la rasca un poco.
Vale, y dinero puede sonar a pesetero, pero está claro: teniendo 95000 euros de deuda hipotecaria, necesito pasta. A ver si la consigo con novelas o quinielas. O con las claúsulas suelo que a ver si nos las pagan. A ver si pagan pronto...

Pues estas 9 palabras me gustan, pero quizás la de "ayudar" me gusta contar con ella. No hace falta cruzar fronteras para echar una mano. Aquí mismo, a familia y amigos hay que ayudar, y ya no digo nada  de los de siempre, de los que siempre hablo: de los refugiados. Es patético y lamentable lo que estamos haciendo con ellos. Hoy entreron ciento y pico. Una cantidad ridícula los q en total se han admitido.Patético. Tengo que dar más pasta a las ONGs que les ayudan, lo tengo que hacer.

Bueno, toda una declaración de principios. El tema "político" no aparece en mi regla. Efectivamente no tengo a ningún político conocido o sin conocer entre mi familia o amigos y pienso que salvo contadas excepciones, son gente de otra galaxia, y no próxima (¿piensas lo mismo?). Y si no me conocen...¿Cómo dicen que van a buscar lo mejor para mi?. Estamos de coña. Y encima ahora llega el Super Trump a salvarnos. Qué cruz...

Pues eso: feliz 2017 y no os olvidéis de seguir comprando cupones de la ONCE, que es cosa buena.
Y titulé la entrada de hoy, como "frases" pues soltaré  alguna:
Prefiero ser cerezo en la vida, antes que ser ortiga
Es ya antigua, pero vale
Besos y abrazotes
Santi








domingo, 18 de diciembre de 2016

Feliz navidad.

El próximo sábado es Nochebuena.
Una fiesta que me gusta y que me trae buenos recuerdos familiares. Felicidades a los que la celebréis y a los que no lo hagáis pues también, que estamos en la época de los abrazos y achuchones y siempre, zamparte un langostino, es delicioso. Feliz Navidad.
Vamos a ver que dio de sí la semana que nos deja:

Leo con interés una  noticia que puede cambiar el destino de mucha gente, y me refiero a los hambrientos. No a los comilones, sino a los que pasan hambre. Parece ser, que se está desarrollando en los laboratorios y ya se han dado los primeros frutos, que se está creando "carne sintética" que no procede de animal alguno. Esta noticia revolucionaria puede, en el mejor de los casos, paliar en gran medida la hambruna que sufre el planeta. Esta es la teoría, luego en la práctica a saber qué pasa. Habría que ver su precio, su calidad, y seguro que luego la adulterarán, como vienen haciendo los hombres desde hace mucho tiempo. Pero ya han conseguido sacar adelante un filete de dicha materia, así que me veo dentro de unos años, comiendo cosillas de esas. Bueno, yo soy más bien del pulpo con cachelos, pero habría que probar estas chuletas sintéticas y cochinillo integral. Pensemos que puede ser un gran invento.

Porque esto de los inventos da mucho juego. Yo, que ante todo hago apología de los inventos que curan la enfermedad y mitigan el dolor, no obstante sigo declarando una vez más que uno de los mejores inventos de la humanidad, a lo largo de su historia, son las quinielas. El año 2017 podrás seguir apostando en mi peña http://www.quinielista.es/dnp1x2/tinto_de_verano/  (Vaya, prometo no poner más cuñas publicitarias en el próximo año). Por cierto, no nos gusta nada a los quinielistas los partidos en el boleto que se juegan el lunes. Vivan los domingos de quinielas. Ojalá no haya partidos quinielísticos el lunes el próximo año.

El próximo año, el próximo año...será el 2017. Me acuerdo cuando en el siglo pasado decíamos por casualidad 2017, se nos abrían las carnes, por lo lejano y futurista que parecía esa fecha, y sin embargo ya lo tenemos aquí encima, y lo que no estoy muy seguro, es si estos años actuales son mejores o peores que los que teníamos en dicho siglo pasado. Me temo que no hemos avanzado mucho o incluso estamos peor. La "primavera árabe" me parece que se convirtió en hostil invierno y el mundo se convulsiona, pero eso  sí: ahora padeceremos más, pero lo hacemos con móviles en la mano y whatsapps, que así la cosa es bien diferente. Y encima ahora nos viene desde las américas el Trump ese. No, no soy optimista de cara al futuro. Menos mal que hay una gente estupenda por el mundo y en ellos si confío. Bueno, el idiota que pillé anoche meando en mi portal no pertenece a los estupendos de este grupo. Había que verlo: Con la minga en la mano y me pedía perdón por lo que estaba haciendo. Desgraciadamente en el 2017 todavía se ven cosas de estas.

Y este invierno, allá por febrero, presentaré mi nueva novela. Lo estoy deseando. En breve, firmaré contrato con la editorial http://www.avantpressediciones.com/  y nos pondremos a corregir y sacar adelante la magnífica y por todos alabada obra "la orquesta mil maravillas" (se nota que soy el autor). Eso es lo que espero del 2017. Que la obra tenga una buena acogida.

Y ya que hablo de acogida, que se acoja a los refugiados, que lo estamos haciendo mal, muy mal. No tiene nombre lo que estamos haciendo con ellos. Se hacinan y mueren en nuestras puertas y mientras tanto nuestros políticos europeos perdiendo el tiempo. Que pena de sociedad.

Por eso y por muchas cosas más, no soy optimista de cara al año nuevo. Pero disfrutemos la navidad. Y creas o no creas en el niño Dios nacido, pues eso: Feliz Navidad

Y no dejes de seguir comprando cupones de la ONCE, que es cosa buena.
Besos y abrazotes y hasta la próxima semana, que será...Navidad.
Santi
www.jmediciones.com  (mi antigua editorial y de tan buen recuerdo)








miércoles, 14 de diciembre de 2016

Tal vez no sabemos apreciar lo que tenemos...

De vuelta de un viaje. De un viaje estupendo. Esta vez tocó la India.
Encantado de haber estado por aquellas latitudes, uno de los mejores viajes que he realizado. Ana me acompañó.Bueno, mejor...yo acompañé a Ana porque con este pobre inglés que hablo no iba yo a llegar muy lejos. Y nos acompañaron en todo momento haciendo de anfitriones, guías, amigos y todo lo que se tercie 2 personas maravillosas que por allí vivían. Carlos y Bea. Millones de gracias por todo.
Conocimos con ellos la India pobre y la India rica. Me quedo con la segunda, la cara, la del lujo asiático. La otra me impresionó. Yo lo llamaba miseria, si bien puede definirse como pobreza extrema. Pido perdón por la clasificación que hago.

Caos. Esa es la palabra adecuada que describe las calles indias con esos cientos de claxones sonando sin parar a todas horas, y con esas multitudes andando por unas calles sin aceras jalonadas por múltiples vacas y perros que comían en los estercoleros. Es admirable el sentimiento de amor de los indios hacia los animales. Yo discrepo, pero les admiro. Así son las calles de la India. De verdad: se llega a echar de menos las calles de Madrid. ¡Y yo que me quejaba que la capital de España está muy sucia!

Benarés, Taj Majal, Agra y Jaipur. Unos cuantos días viendo amanecer, y mereció la pena. Tembién probamos, como no, los tuc-tucs o motoretas similares a taxis y probamos también los trenes indios, con...¡¡8 horas de retraso!!. Trenes eternos donde los haya y que paraban en unas estaciones atiborradas de gente durmiendo tirados. Sin embargo, el tren de literas, es cómodo y bien atendido. Bueno, y la comida un poco picante, y es que el que suscribe cada vez es más del caldo gallego y el torrezno. Además, otra cosa: es genial en España poder beber de los grifos. Qué buen agua tenemos en Madrid.

Y el trato con los indios me gustó. Namasté.

En fin...que viajar es bueno y abre horizontes en este mundo global en el que vivimos. Conocer gentes, apreciar lo bueno que tenemos, que es mucho, y ver diferentes tipos de vida...La verdad: no sabemos apreciar lo que tenemos.
Y me sorprendió la cantidad de españoles que nos encontramos por allá. Viajando solos, en pareja o en grupo. Me gustaba oír hablar español. Mi idioma, nuestro idioma.

Uno de ellos, un buen amigo, se pasó 2 meses por allí como voluntario de las monjas de Calcuta y luego en un convento de monjes católicos pero cercanos en algunos aspectos al hinduísmo, ashram creo que se llama. Parecía encantado.

En fin, un gran viaje. Una conclusión final: pese a todo, y pese a muchos, en España no se vive mal, que me perdonen parados y desahuciados. Vamos a intentar vivir mejor. Podemos lograrlo.

Sí, compré pasminas y abalorios varios

Bueno, hasta el domingo, y por favor seguir comprando cupones de la ONCE, que es cosa buena. Y con ganas de ver editada mi nueva novela que está en manos de mi nuevo editor. Tal vez en febrero...
Besos y abrazotes
www.jmediciones.com

domingo, 27 de noviembre de 2016

Vuelvo a las andadas

Mientras espero pacientemente que mi editor me diga si le gusta o no le gusta mi nueva novela "la orquesta mil maravillas" y si su opinión es favorable comenzar así el proceso de edición, cosa que estoy deseando, pues mientras tanto me entretengo como puedo y cielos...vuelvo a las andadas: he visto de casualidad por el ciberespacio la convocatoria española del festival de eurovisión 2017 y me he animado a presentar una canción. Por los pelos, pues termina hoy domingo la fase de presentación de canciones. Ya lo intenté hace años y quedé en un un honroso puesto 93 de las 400 canciones que se presentaron, por delante de incuestionables figuras de la canción como Malena Gracia por ejemplo. Mi CV se enriqueció considerablemente. Ahora más de lo mismo, y me lanzo así a mi estrellato musical. Ya me veo haciendo películas como Marisol.

Sí, ya sé que en vez de estar horas y horas delante del ordenador buscando concursos musicales, debería mover más el esqueleto y visitar más a menudo el gimnasio, pero la carne es débil, y tremendamente cómoda la mente, y se está la mar de bien sentado en una silla navegando por google, Qué le vamos a hacer.

Dicho y hecho. He mandado al concurso la mítica canción de http://www.hispasonic.com/musica/puerto-santa-maria/1325
Todo un hito en la brillante carrera musical de Santidepaul

Seleccionan de momento 30 canciones y el "No" ya lo tengo. Pero me hace ilusión concursar. No sé, a ver que pasa. En la vida, hay que intentar las cosas, y yo lo hago. Tal vez será una tontería lo que hago, pero creo que peor sería quedarme con los brazos cruzados.

Hablando de canciones, aprovecho para presentaros un año más, mi mítico (aquí todo es mítico) villancico y desearos con ello una feliz navidad. https://www.youtube.com/watch?v=AVT7ghifeDs
Vamos a intentar pasar unas navidades estupendas. Pongámonos a ello.

Los que no pasaran unas navidades estupendas son los fallecidos esta semana Fidel Castro, dirigente cubano y Rita Barberá, política española. Ambos tan distantes políticamente  y que la cercana fecha de la muerte les ha ido a juntar. Descansen ambos en paz.

Pero también murieron esta semana cientos de refugiados intentando llegar a Europa, pero de ellos nadie habla. Naufragaron en la mar y fenecieron atravesando montañas, pero ellos no son noticia. No vende su miseria. Qué pena.

Pues eso, que ya os dejo en paz, y que paséis una estupenda semana. Y por favor...seguir comprando cupones de la ONCE que es cosa buena, y si hacéis algo por los refugiados, ya lo bordáis. Lo están pidiendo a gritos.

Besos y abrazotes
Santi
www.jmediciones.com